En el marco del tratamiento del Proyecto de Ley del Frente Renovador para declarar la emergencia edilicia escolar en Buenos Aires, los diputados provinciales de esa fuerza política se reunieron junto a Sergio Massa y docentes bonaerenses en la Legislatura provincial. “La emergencia no sólo es reconocer un estado de precariedad edilicia crónico, sino también poner un punto de partida para que el Gobierno pueda invertir en reparaciones necesarias”, aseguraron.

Sergio Massa y legisladores provinciales del Frente Renovador compartieron un encuentro con docentes en la Legislatura bonaerense, en el marco de la sesión especial en la cual será votado el Proyecto de Ley que exige declarar la emergencia edilicia escolar “con la finalidad de solucionar en forma urgente los problemas de infraestructura existentes, realizando las obras tendientes a una prestación segura de los servicios esenciales de los edificios escolares”.

Al respecto, el diputado Ramiro Gutiérrez sostuvo: “La emergencia no sólo es reconocer un estado de precariedad edilicia crónico de las escuelas bonaerenses, sino también poner un punto de partida para que el Gobierno pueda invertir en reparaciones absolutamente necesarias”.

Por su parte, Rubén Eslaiman, presidente de bloque del FR, manifestó que “no era necesario que ocurriera una tragedia como la de la escuela Nº49 del partido de Moreno para actuar, pero una vez más la política va detrás de los problemas, en lugar de prevenirlos y anticiparse. Nuestra intención es contribuir en brindarle herramientas legislativas necesarias al Poder Ejecutivo para actuar en forma inmediata y eficaz”.

En ese sentido, el vicepresidente de la Comisión de Educación en la cámara baja, Pablo Garate, subrayó: “Lo que pretendemos con esta norma es que se hagan las obras y para eso nos vamos a arremangar para que se realicen y vamos a controlar específicamente. Esta emergencia es innovadora porque pone por primera vez un plan de obra y una Bicameral que la controle, además, la ayuda del control ciudadano”.

Asimismo, el diputado Ricardo Lissalde expresó: “Sin educación no hay futuro, y para que haya una educación de calidad e inclusiva hay que dotar al sistema educativo, por eso desde el FR pensamos que la infraestructura docente en la Provincia de Buenos Aires debe ser una prioridad en materia edilicia”.

En tanto que Luciana Padulo, quien estuvo acompañada por Diego Di Salvo, ambos consejeros Generales de Educación, indicó: “Tuvieron suficiente tiempo para mejorar el desastre que dejó el gobierno anterior y no lo hicieron. Fuimos una oposición responsable y demasiado respetuosa, ahora necesitamos que el dinero que está disponible lo pongan en las escuelas, porque son las únicas cédulas de la comunidad que sostienen a los chicos”.

De igual manera, Luciano Sanguinetti, concejal del Frente Renovador en La Plata y titular del Observatorio de Calidad Educativa, expresó que “la situación edilicia en las escuelas de la provincia de Buenos Aires es delicada, el 75% tiene paredes rajadas, pérdidas en el techo, irregularidades en el sistema eléctrico. Para tener una educación de calidad, toda la clase política tiene que comprometerse”.