Así lo expresó Sergio Massa en dialogo con la prensa, donde además se refirió las recientes declaraciones del Presidente,  quien acusó a su fallecido padre, Franco Macri, de formar parte de «un sistema extorsivo» durante el kirchnerismo. Al respecto, Massa aseguró que la  confesión de un delito por parte de un accionista, “obliga que un juez y un fiscal comiencen la investigación”.  

Consultado sobre el alcance de la Ley de Extinción de Dominio por sobre los bienes del Presidente, quien acusó a su padre de haber cometido «delitos» y pagar coimas, Massa aseguró: “Sin duda lo alcanzaría. A partir de la confesión que realiza un accionista de la compañía Socma, hay que investigar el patrimonio y la herencia de la familia Macri. Y la  confesión de un delito por parte de un accionista, obliga que un juez y un fiscal comiencen la investigación”.

“El Presidente confesó que su padre cometió un delito, está claro que hay que abrir una investigación patrimonial y hay que suspender la herencia. En este contexto, no creo que nadie de la familia Macri pueda recibir la herencia porque es dinero mal habido, desde el momento en que ese dinero  se obtuvo con coimas”, indicó Massa.  

“De todos modos, lo que más me impresionó es el enojo. El Presidente está enojado con los argentinos cuando en realidad los argentinos son quienes deberían estar enojados con el fracaso del Presidente. Parece que necesita convencerse de sus mentiras para convencer a la gente.  Y el enojo es muy malo porque la gente siempre tiene razón. La realidad es que el Presidente Macri  habla como si fuera un paracaidista sueco que recién llegó a la Argentina cuando lleva 1.200 días de Gobierno”.

“Lo concreto es que prometió pobreza cero y la pobreza aumentó. Dijo que iba a resolver la inflación de taquito y tuvimos récord de inflación. Dijo que iba a hacer una moneda fuerte y tuvimos las dos devaluaciones más grandes desde el año 2002. En la Argentina solamente el año pasado se perdieron 200 mil empleos. Aumentó la presión impositiva y las Pymes están destruidas”, señaló Massa.

En referencia al rumbo económico de la Argentina, Massa aseguró: “El acuerdo con el fondo es malo y se lo dijimos en la cara. Les dijimos a todas las autoridades que este  acuerdo es inviable. Si tenemos la responsabilidad de gobernar la Argentina el 11 de diciembre, vamos a rediscutir ese acuerdo, porque los muertos no pagan”.

Por último,  al ser consultado por la diputada Elisa Carrió, Sergio Massa anunció en tono irónico: “Todavía la estoy buscando a Lilita, quiero que me venda dólares a 23 pesos”.