Luego de que el Gobierno oficializara la decisión de despedir a 354 trabajadores de Télam, argumentando que la misma atraviesa una “situación económica y financiera compleja y delicada”, el bloque de diputados nacionales del espacio que lidera Sergio Massa recibió a un grupo de trabajadores de la agencia estatal de noticias, a quienes le expresaron su solidaridad, al tiempo que repudiaron la medida a través de un Proyecto que declara el hecho de  “persecución, desguace,  desmantelamiento y amenaza para el resto de los trabajadores”, como así también que afecta seriamente “la libertad de prensa y la estabilidad laboral”.  

Esta tarde, la jefa del bloque de diputados del Frente Renovador, Graciela Camaño, junto a los legisladores nacionales Marco Lavagna, Facundo Moyano, Alejandro Snopek, Carla Pitiot, Rosa Muñoz y Fernando Asencio, recibieron en el Congreso de la Nación a un grupo de trabajadores de Telam, quienes por estos momentos atraviesan una difícil situación luego de que el gobierno oficializara el despido de 354 empleados de la agencia estatal de noticias.

En ese marco, Camaño les dijo que cuenten “con el total apoyo del bloque para lo que haga falta y acompañarlos”. Y remarcó: “Vamos a estar donde ustedes digan para acompañarlos. Esta no es manera de despedir a la gente. Estamos todos muy preocupados por esta situación, que además en el caso de una agencia de noticias atenta contra la libertad de expresión. Acá no hay dudas de que hay una planificación para que la sociedad piense de una misma manera”.

Durante el encuentro, los legisladores del espacio que lidera Sergio Massa, dieron a conocer el Proyecto que impulsan para repudiar este hecho, el cual comporta “una grave persecución, desmantelamiento y desguace de la Agencia, y se revela como una amenaza cierta para el resto de los trabajadores que se desempeñan en esta y en la órbita pública en general”.

Por estas horas, al malestar de los trabajadores que fueron despedidos y de quienes se solidarizan con su situación se suma la incertidumbre de los empleados que no recibieron un telegrama de despido ni tampoco el correo electrónico que los confirma como parte de la “nueva Agencia Télam”. Muchos de ellos ocupan en este momento los edificios de Belgrano 347 y Bolívar 531.