Así lo afirmó Diego Gorgal, quien encabeza el equipo de seguridad del espacio liderado por Sergio Massa, en referencia al decreto firmado por el Presidente Macri que reforma el rol de las Fuerzas Armadas, adjudicándoles más responsabilidades en la seguridad interior. “Poner este tema en la agenda es positivo, pero no tendríamos que ser optimistas en que esta sea el primer paso para mejorar el sistema de defensa y de seguridad por razones presupuestarias. Las verdaderas intenciones del Gobierno las veremos en el Proyecto de Presupuesto que se presentará el próximo mes, para saber si le asignan a Defensa un plan de inversión acorde a las necesidades. Por ahora se queda más en los simbólico por cuestiones prácticas”, aseguró.

En relación a la publicación en el Boletín Oficial del decreto 683/18 que le otorgará nuevas funciones a los efectivos de las Fuerzas Armadas en roles de seguridad interior, el referente de seguridad del Frente Renovador, Diego Gorgal, explicó: “La Argentina necesita desde hace muchos años contar con un sistema de defensa nacional acorde a sus realidades y sus intereses.  Es el octavo país del mundo en extensión geográfica. Tenemos patrimonio e intereses sobre el mar argentino y proyección antártica.  Argentina tiene una dimensión muy grande, pero existe una brecha entre el sistema de defensa para proteger esas ambiciones como país y las realidades de ese sistema de defensa”.

 Y añadió: “Las verdaderas intenciones del Gobierno las veremos en el Proyecto de Presupuesto que se presentará el próximo mes, para saber si le asignan a Defensa un plan de inversión necesario y plurianual que desarrolle las capacidades que no tenía y las nuevas que tiene que desarrollar. Ya tenía capacidades deterioradas, y ahora se le asignan nuevas amenazas para las cuales prepararse, y no solamente de origen estatal, sino cualquiera de origen externo”.

“Sin embargo, a partir de información extraoficial parecería que no es el caso, y que no se va a hacer la inversión necesaria. Por eso en lo simbólico es interesante, pero en los hechos prácticos quizás exista una distancia bastante grande. Reestructuración de las FFAA sin inversión es ajuste y esto significa peor defensa y menos seguridad”, indicó.

En ese sentido, enfatizó: “Hay una agenda necesaria a futuro, y es que hay que atender la especialización entre cada sistema, pero hay que avanzar en lo que es la complementación entre el sistema de defensa y el sistema de seguridad. Por ejemplo, si el ejército desarrollara un programa de drones, se podría emplear en vigilancia de frontera terrestre. Esas funciones subsidiarias del sistema de defensa es un punto que se puede modernizar, regulando por ley mejor la forma en que se complementan”.

Por último, sostuvo: “Defensa y seguridad son temas muy serios, y en ese sentido lo que ha hecho la dirigencia política en los últimos años explica los niveles de inseguridad que tenemos y los niveles de indefensa que tenemos como Nación. Poner este tema en la agenda es positivo, pero no tendríamos que ser optimistas en que este sea el primer paso para mejorar el sistema de defensa y de seguridad por razones presupuestarias. Por ahora se queda más en lo simbólico por cuestiones prácticas”.