A raíz del escándalo promovido por el oficialismo en la Cámara de Diputados al dejar sin quórum la primera sesión del año cuando debía debatirse los puntos del DNU sobre el embargo de las cuentas sueldo y los fondos de jubilados, la diputada nacional por el Frente Renovador, Graciela Camaño sostuvo: “Es un bochorno lo que hicieron los miembros del Interbloque oficialista. Me extraña de quienes pregonan el republicanismo, me extraña de quienes en el pasado solían quejarse del kichnerismo”.

“Lo que hicieron es bochornoso. No tienen nada para envidiarle al kichnerismo. Ya están iguales y peor: ellos tenían el número para los abusos que cometían. Es una vergüenza lo que se hizo en el Congreso. La veíamos venir cuando cometieron el latrocinio jurídico de tratar estas leyes como las trataron. Han modificado leyes que están modificadas con un Decreto de Necesidad y Urgencia que tiene plena vigencia”, enfatizó la presidenta del bloque liderado por Sergio Massa, luego de que el oficialismo se retirara del recinto sin permitir alcanzar el quórum necesario para debatir el último punto del temario, que era el dictamen de la comisión bicameral sobre el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) dictado por el presidente Macri.

“El kichnerismo siempre nos ganó y nosotros siempre pataleábamos pero ellos tenían el número. Yo no me quiero imaginar este Congreso con una mayoría de Cambiemos. Si esto logran hacer siendo nada más que la primera minoría, no me quiero imaginar de qué manera van a atropellar y llevarse por delante las Instituciones”, continuó Camaño.

 “Yo no sé si se alcanza a entender la magnitud de lo que hicieron. Han derogado leyes, decretos, que están modificados por un Decreto de Necesidad y Urgencia que además tiene plena vigencia hasta el momento en el que el Presidente le dé la última puntada a la nota. Vuelvo a observar a los que colaboraron para que esto ocurra que estamos ante el riesgo de que todo lo que se debatió, de discutió y todo lo que se acordó quede sin efecto con el agravante de que estamos con un DNU vivo hasta que no se promulgue esta Ley; este DNU tiene plena vigencia. Lamento que esto haya ocurrido”, concluyó Camaño.

Por su parte, la diputada massista Cecilia Moreau sostuvo: “Tuvimos la buena fe de acompañar las cosas que teníamos que acompañar en momentos difíciles, aun cuando nos cuestionaban esas decisiones, para plantarnos cuando nos teníamos que plantar frente a este gobierno, pero siempre lo hicimos desde la honestidad intelectual. Hoy con la chequera y a los latigazos como les gusta decir, se llevaron de las narices a los diputados de la UCR, se llevaron a muchos justicialistas que se olvidaron de Perón, Evita y de la defensa de los intereses de los trabajadores y la Justicia Social; se llevaron de las narices a aquellos que se presentan como la nueva política, y son lo peor de la política porque se llevaron de las narices a la República. No cumplieron con su palabra de tratar el Megadecreto. Después de esto no tienen autoridad moral. ¿Este era el cambio?”.

En tanto, la diputada Mirta Tundis, afirmó: “Este gobierno prometió un cambio, se jactan de que la República es ésta, una Argentina nueva, pero están demostrando todo lo contrario. Se levantaron y se fueron como rata por tirante sin quedarse a defender los derechos de la gente”.

“Quieren seguir manteniendo un Decreto de Necesidad y Urgencia sobre el que se permitieron cambios pero sigue vigente por Ley y corre riesgo el derecho de los jubilados. Hicieron toda una pantomima vergonzante. Acá al recinto se viene a tratar leyes, a proponer cuestiones para defender los derechos de la gente. Criticaban al kichnerismo por considerar que había actos que no eran dignos y ahora hacen lo mismo. No puedo entenderlo. Son peores”, concluyó Tundis.